Este miércoles, la madre de una alumna del Colegio Sagrado Corazón denunció que su hija era víctima de malos tratos y hostigamiento por parte de una docente, hecho que había contagiado a las compañeras que tomaron la misma actitud.

 

Ante el estado público que tomó el caso, el director de Enseñanza Privada del ministerio de Educación, Carlos Battaino, indicó que “entendemos que hay una situación irregular por lo que denuncian los padres. De todos modos, ayer se acercó al establecimiento la jefa del nivel Inicial, Primaria y Especial de nuestra área. Ella tuvo un diálogo con los padres, donde ella pudo explicar cual era nuestra postura en este tipo de situaciones“.

El funcionario agregó que además, como estipula la normativa, “momentáneamente separamos a la docente del cargo, hasta hacer las averiguaciones correspondientes. Separarla no implica que nosotros estemos planteando que la docente es la responSable, lo que sí planteamos es que necesitamos mucha objetividad para poder entender cómo se manejó la docente, lo que plantean los padres, la alumna y el resto de los alumnos”.

Además, aclaró que en el Ministerio no está asentada ninguna denuncia por parte de los padres de la nena, que sí lo hicieron en el MPA (Ministerio Público de la Acusación).

De todos modos, Battaino consideró que “faltó una instancia de diálogo y de escucha del requerimiento de los padres. Es muy raro que algún padre vaya a plantear una cosa que no sucedió según mi experiencia. Entonces, lo que creo es que estas cuestiones bien abordadas hasta sirven para un aprendizaje para la vida en términos de vinculación”.

En ese sentido, remarcó que “una respuesta inmediata resuelve una situación posterior” haciendo referencia al accionar del Colegio. “En la institución sucede el conflicto, y es la primera que debe darle respuestas a los padres”.