Sol Arbizu, hija de la enfermera Cecilia Burgadt y su hermana menor de edad, reclaman custodia policial para resguardarse.

 

A través de las redes sociales, expresó: “Me da vergüenza tener que comunicarlo por acá para que se muevan y me den pelota. No nos dan custodia, nos tienen a las vueltas, nos dicen que ya viene y seguimos esperando. Estamos solas“.

Cabe recordar que a las hijas de Cecilia no les tomaron la denuncia en la comisaría de Rincón cuando estaban en proceso de buscarla, según lo confirmó el fiscal Marcelo Fontana. Además, por sus propios medios, fueron ellas quienes encontraron el auto de su madre luego de ya haber radicado la denuncia correspondiente.


Leer más: Encontraron muerta a la enfermera del Cullen


En relación al pedido de seguridad, Arbizu señaló: “Es porque esta persona tiene contactos afuera, estaba metido en muchas cosas raras. Él está metido pero afuera tiene gente. El juez ordenó que nos den la custodia pero nos dicen que hay todo un protocolo que supuestamente iba a arrancar el sábado que fue el velorio de mi mamá pero aún nada. Sólo hay un patrullero que viene media hora, nos hace firmar un papel y se va. No es lo que habíamos acordado con la protección a testigos. Hoy firmé dos veces ya.Ahora tengo que hacer miles de trámites, y no sé cómo vamos a hacer. No están”.

“No puedo creer que la palabra del juez no valga. Pasan los días, es el sexto. A todo esto estoy con miedo porque la familia de él vive a una cuadra. Desde que hicimos la denuncia pedimos la custodia policial, tenemos miedo. Al auto no lo encontró la policía, lo encontramos nosotras. Si nosotras no aparecíamos esa madrugada, agarraba el cuerpo de mi mamá y lo hacía desaparecer. Nunca más la íbamos a encontrar. Y él se iba a ir, no iban a tener evidencias de que fue él, como ya le pasó en una oportunidad”, advirtió.

“Acá hay algo muy raro y pesado detrás de todo esto” concluyó.