Con goles de Lisandro López y Jan Hurtado en el Nuevo Gasómetro, Boca le ganó por 2-0 el clásico a San Lorenzo y quedó como único puntero de la Superliga luego de siete fechas. El equipo de Gustavo Alfaro volvió a mostrar solidez, mantuvo otra vez el arco en cero y sumó de a tres en el Bajo Flores.

Después de un gol mal anulado por posición adelantada a Franco Soldano, el Xeneize encontró la ventaja gracias a un gran cabezazo del zaguero central, quien logró vencer la resistencia de Nicolás Navarro a los 44 minutos del primer tiempo tras un inicio parejo.

Ya en el complemento, el local intentó romper los muros defensivos de la visita, pero sufrió por la falta de precisión en los últimos metros. De contra, en el final (ST 45+2′), el delantero venezolano gritó su primer tanto de azul y oro para liquidar el pleito.

Con la victoria, el Xeneize quedó arriba de todos con 17 puntos, dos más que el escolta Argentinos. Además, le sacó tres al Ciclón y Talleres, aunque los cordobeses pueden quedar a uno si le ganan a Gimnasia el lunes en el Kempes.