La muerte de Hugo Oldani de 67 años, el dueño de una reconocida agencia de turismo ubicada en la galería de La Rioja y Rivadavia, en pleno microcentro santafesino, provocó el repudio del Centro Comercial de Santa Fe.

En una conferencia de prensa brindada esta mañana, Martín Salemi Vicepresidente 1º de la entidad, expresó que la inseguridad se cobró una nueva víctima, que ya llegan a 13 en lo que va del año.

Leer también: Misterio en torno a la muerte del empresario de turismo

Al respecto de la situación que viven los negocios dentro de microcentro de la capital provincial, Salemi sostuvo que el sector reclama permanentemente mayor presencia de caminantes, más patrulleros, como así también ayuda a nivel nacional: “Sabemos que la problemática de seguridad es más profunda que la parte policial, cruza el problema de desocupación de marginalidad social” enfatizó.

En tanto Marcelo Gimenez, propietario de una empresa de turismo, comentó que estos hechos siempre provocan desolación y tristeza: “Hoy tenemos un compañero que se fue. Hugo tenía una trayectoria impecable, hace 30 años que lo conozco, era una persona de bien, es una pena que un hecho delictivo se termine cobrando una vida”.

Gimenez explicó que hoy ya no se trabaja con comercios a puerta abierta, aunque ello tampoco brinda demasiadas seguridades ya que nada indica que detrás de ella no ingrese otra persona con fines delictivos.

“Si bien el sistema de seguridad debería ser parejo en toda la ciudad, se sobre entiende que este es mayor en el microcentro, por lo que resulta inexplicable que no tengamos mayores informaciones”, comentó el comerciante.

Por estas horas los investigadores se encuentran avocados para dar con el paradero de los asesinos, mientras que no se descartan ningún tipo de hipótesis en relación al hecho.