Lucas Pirovano murió el 29 de agosto tras ser agredido con un machete en su cabeza. Al momento no hay detenidos ni avances en la causa.

 

Lucas Ariel Pirovano, de 27 años, no pudo revertir el estado crítico con el que ingresó el sábado 24 al Hospital Cullen debido a la gravedad de uno de los machetazos que le impactó en la cabeza.

La familia de Lucas informó que en la investigación no hay avances. A casi un mes del asesinato, tampoco hay detenidos.

Por esta razón, y a modo de solidaridad con los familiares de las víctima de violencia de las última semana, se sumarán a la marcha que se realizará el martes 24 a las 20hs en Plaza de Mayo.

Matías Pirivano, hermano de Lucas, aseguró hoy al medio radial LT10 que van a ir a la marcha: “Esto tiene que ser un abrazo de dolor de todas las familias que estamos pasando por estas pérdidas tan grandes de chicos tan jóvenes. Hoy cualquiera viene y te saca la vida como si nada. Entonces tenemos que unirnos para que no le vuelva a pasarle a nadie”.