Se prevé que entre los temas principales se aborde el cambio climático y la crisis política que atraviesa Venezuela.

Los líderes mundiales se congregan en Estados Unidos con motivo de la 74 Asamblea General de la ONU. Con el cambio climático como centro de la agenda, se espera sin embargo que la coyuntura local se cuele en el debate global.

El Secretario General del organismo, Antonio Guterres, brindó las palabras de apertura del evento. En las que destacó su compromiso con la promoción de los acuerdos internacionales para combatir el cambio climático. Como también demandó políticas que promuevan la igual de oportunidades entre varones y mujeres.

Discurso de Trump

Sin duda uno de los discursos más esperados será el del jefe de Estado Donald Trump. Quien además brindará una cena a sus pares al cierre de la jornada. Se prevé que centrar sus palabras en Irán, en un contexto de gran tensión y escepticismo internacional ante la estrategia de Washington. Y también se espera que el mandatario se refiera a la situación en Venezuela.

Desde los ataques del 14 de septiembre contra dos instalaciones petroleras sauditas, atribuidas por Washington a la República Islámica, el inquilino de la Casa Blanca se muestra amenazante y defiende la “contención”. “Muchas cosas suceden que conciernen a Irán, muchas más de las que saben los periodistas”, lanzó el lunes, enigmático. Alimentando las especulaciones sobre una posible iniciativa.

Trump, que tomará la palabra en la Asamblea General de la ONU justo después de uno de sus admiradores declarados, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, posiblemente se dirija en su discurso también a su base electoral. A unos 400 días de la próxima elección presidencial.

Bolsonaro

Respecto al presidente de Brasil, quien estará a cargo del discurso inaugural, y se prevé que defienda su política ambiental, económica, exterior y de costumbres conservadoras.

Además, el gobierno de Brasil pidió autorización para que participen como parte de su delegación dos representantes del presidente interino de Venezuela designado por el parlamento, Juan Guaidó, al que Bolsonaro considera el mandatario legítimo del país caribeño.

Se espera además que Bolsonaro defienda su política ambiental en medio de los incendios forestales en la selva amazónica de reducir reservas para permitir el desarrollo económico de la región con la explotación de minerales y el agro.