Una segunda víctima, un chico de 14 años, sucumbió el jueves a las heridas sufridas cuando un joven abrió fuego en el patio de su escuela secundaria al norte de Los Ángeles, dijo la policía.

 

Otra víctima del tiroteo, una adolescente de 16 años, había fallecido previamente en el hospital también a causa de las heridas. Un total de seis personas, incluido el atacante que intentó suicidarse, fueron trasladadas al hospital después de la tragedia que golpeó a la escuela secundaria Saugus en Santa Clarita, a unos 60 kilómetros de Los Ángeles.

Hay “varias víctimas” en la secundaria Saugus, en Santa Clarita, había indicado en su cuenta de Twitter la alcaldía de esta ciudad californiana. La cadena NBC Los Ángeles habla de siete víctimas, en una cifra provisional.

Al menos nueve ambulancias fueron solicitadas por el Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles para asistir a los heridos, mientras que las escuelas cercanas fueron cerradas.

El alguacil del condado de Los Ángeles, al que pertenece Santa Clarita, informó que el sospechoso del ataque “está en custodia y está siendo tratado en un hospital local”.

El presunto tirador fue descrito como un hombre asiático de 15 años, según reportes de la prensa local.

La víctima mortal fue una de los cuatro heridos originales que llegaron al hospital tras el ataque.

El portavoz de la policía Bob Boese dijo al canal local de NBC dijo que sus funcionarios “estaban haciendo una búsqueda sistemática en el campus” para descartar que no haya más víctimas.

Por ahora las autoridades creen que solo había un sospechoso en el lugar.

Estados Unidos ha sido escenario en los últimos años de varios tiroteos en instituciones educativas que han conmocionado a la opinión pública e impulsado el debate de la libre tenencia de armas de fuego.

Un portavoz de la Casa Blanca dijo que el presidente conservador Donald Trump, que se opone a los controles, estaba “monitorizando los reportes entrantes”.