Según las autoridades, las condiciones climáticas vuelven “muy inestable” la situación en La Cumbre y Villa Giardino, entre otras localidades cordobesas. “Se pueden prender y apagar diferentes sectores”, precisaron.

El incendio forestal que se inició el último jueves en la localidad cordobesa de La Cumbre y que avanzó hasta Villa Giardino quemando una gran cantidad de árboles y pastizales estaba controlado en un 60% este domingo, aunque el viento hace que la situación sea aún “muy inestable”.

El secretario de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofes de Córdoba, Claudio Vignetta, afirmó que la situación es “mucho mejor que ayer y el viernes, el incendio está controlado oficialmente en un 60%”. Sin embargo, pronosticó para este domingo una jornada de arduo trabajo.

Unos 150 bomberos trabajan en el lugar se enfrentan con una situación “muy inestable, por causa del intenso viento que ya comenzó. Esto indica que se pueden prender y apagarlos diferentes sectores”.

Vignetta aseguró que en este momento no hay riesgo en viviendas y que solo quedan 10 evacuados de los 90 que se habían registrado anoche. Destacó que no tienen reportes de daños en domicilios particulares y que no vieron casas afectadas por el fuego mientras trabajaban en la extinción.

Además de los bomberos hay seis aviones hidrantes trabajando para lanzar agua en las zonas más calientes. “Nada se va a apagar solo”, precisó Vignetta, al tiempo que indicó que las condiciones del clima son adversas para el trabajo de los bomberos ya que al viento que se espera para este domingo, se suma la larga sequía que hay.

La Cumbre y Villa Giardino son localidades del norte del Valle de Punilla, están separadas entre sí por unos 10 kilómetros de distancia y a 90 kilómetros de la capital provincial. El miércoles pasado el gobierno provincial había enviado un alerta de riesgo extremo de incendios que se extendería hasta este domingo.