Tal como se informara ayer, una falla eléctrica en dos bombas de impulsión afectó el funcionamiento del tanque de distribución de agua corriente ubicado en Chapeaurouge y Vélez Sarsfield, ocasionando la baja de presión del suministro en sectores de Adelina Centro, Adelina Oeste y Villa Luján.

“Los equipos que salieron de servicio estaban funcionando bajo la modalidad de prueba, como parte del proceso de incorporación de esa zona de la ciudad al sistema de agua potable abastecido por el Acueducto”, explicó el secretario de Obras y Servicios Públicos, Arq. Sergio Trevisani.

Sobre las tareas que se llevan adelante, el funcionario detalló: “mientras trabajamos en la reparación de las bombas, estamos abocados a recuperar la capacidad de bombeo y el volumen de almacenamiento del tanque, a fin de normalizar el servicio en los hogares”.

“Para ello, pusimos en funcionamiento una nueva perforación y habilitamos de manera transitoria dos by pass que conectan el sector afectado con otras zonas de la red abastecidas por el tanque central. Con estas medidas, entendemos que durante el transcurso del día la presión se irá normalizando progresivamente”, informó Trevisani.

El secretario de Obras Públicas señaló que los hogares más afectados son aquellos que no cuentan con el tanque de reserva reglamentario y que se alimentan directamente desde la red. “Seguramente el problema se vio acentuado durante el fin de semana, debido al incremento habitual del consumo y a las altas temperaturas que se registraron”, añadió.

Por último, Trevisani aclaró que “hasta tanto finalicen los arreglos, es posible que el agua pueda presentar cierta turbiedad en algunos momentos”, al tiempo que reiteró la recomendación a los vecinos de racionalizar en todo lo posible el consumo de agua corriente, evitando derroches innecesarios