Pablo Lavallén habló en conferencia de prensa luego de este gran triunfo sabiendo que Argentinos venía invicto y si ganaba se ponía puntero con Boca: “La dificultad que proponía Argentinos Juniors ya la conocíamos, es un equipo muy fuerte”, admitió.

Además el técnico se refirió al cansancio de los jugadores luego del desgaste luego de la semifinal de Sudamericana: “Los jugadores no durmieron bien, estaban cansados. Tuvimos poco tiempo para preparar el partido“, explicó y dijo que está conforme con el rendimiento de los jugadores.

“Antes de salir a la cancha les dije que el prestigio se gana adentro de la cancha, y no se compra en ningún supermercado. Y con el partido del jueves este equipo se lo está ganando“, dijo el técnico.

“El equipo está muy bien de la cabeza, los resultados hace que el cansancio no sea tan pesado como en otros momentos. Cuando llegamos encontramos a un plantel muy golpeado desde lo anímico, físicamente no estaba en su mejor momento. Hoy tenemos a un equipo totalmente comprometido y solidario, hoy somos un equipo. Estoy feliz porque ellos están bien. Y vienen de ganarse un prestigio chiquito y hay que aspirar a tener una historia grande en el fútbol, y hay que defenderlo a cómo dé lugar”, agregó en otra parte de la conferencia.