Se apropió de un celular que encontró en la plaza Constituyentes y luego se contactó con el propietario a quien le pidió la clave del aparato a cambio de no publicar las fotos que había en él. Días después, le exigió 10 mil pesos para restituirle el teléfono. La fiscal María Lucila Nuzzo investiga los hechos.

Un joven de 20 años cuyas iniciales son GEL es investigado por la autoría de los delitos de hurto y tentativa de extorsión cometidos en la ciudad de Santa Fe. En una audiencia realizada esta mañana en los tribunales de la capital provincial, la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sandra Valenti, le impuso medidas alternativas a la prisión preventiva.

La fiscal a cargo de la investigación de los ilícitos es María Lucila Nuzzo. La funcionaria del MPA explicó que “el joven imputado, quien en la audiencia dijo ser estudiante universitario de una carrera vinculada a las tecnologías de la información, deberá fijar domicilio, quedar bajo la guarda de su abuela, comparecer una vez al mes ante el MPA y evitar todo tipo de contacto por cualquier medio de comunicación con la víctima”.

En relación al delito de hurto, Nuzzo explicó que “en los primeros días de abril, el imputado se apropió de un teléfono celular marca Iphone que había sido olvidado por su propietario en un banco de la plaza Constituyentes”.

La fiscal también se refirió a la tentativa de extorsión y detalló que “el lunes 12 de agosto, el imputado se contactó con el dueño del teléfono, le informó que lo tenía en su poder y le pidió que le diera la contraseña a cambio de no publicar las fotos y la información guardada en el aparato”. En tal sentido, agregó que “el joven investigado volvió a contactar a la víctima en otras ocho oportunidades (tres en agosto y cinco en septiembre) en las que le exigió 10 mil pesos a cambio de devolverle el teléfono”.

Nuzzo concluyó que “finalmente, acordaron encontrarse el lunes de esta semana en el Parque Federal, donde personal policial concretó la detención del imputado”