Marcelo Lepwaltz, ex comisario detenido por vínculos con el narcotráfico, llamó desde la cárcel a Mariano Valdés, su sucesor herido de bala en septiembre, quien tenía un bolso con droga. Aseguran que “algo va a haber que hacer” con “los putos de la prensa”.

 

El caso del ex jefe de la Policía Federal de Santa Fe, Mariano Valdés, herido de bala el pasado 9 de septiembre en la autopista a Buenos Aires es un espiral que no para de agravarse. Este viernes, los fiscales de Rosario confirmaron que Valdés tenía aquel día un bolso con “mucha metanfetamina” y que existe conexión con su antecesor en la fuerza, Marcelo Lepwaltz, ex comisario detenido en mayo por vínculos con el narcotráfico.

Lepwaltz, el anterior jefe arrestado en mayo, llamó por teléfono desde la cárcel en provincia de Buenos Aires a Valdés para hablar de lo ocurrido. No sólo se expresa la confianza entre ellos (se saludan como “Lechu” y “Marianito”), también hablan de un departamento cuyas llaves Valdés debe dejar en manos de “Higinio”, quien sería el subcomisario Higinio Bellaggio, detenido junto a Valdés.

Valdés: Se están hablando un montón de boludeces.

Lepwaltz: Sí, lo sé, pero son cosas que lamentablemente…

Valdés: Pero no tiene goyete esto. Recién le mostraba a mi señora que salió un artículo de Clarín que es un intento de violación, de abuso sexual, ¿a qué estamos jugando, qué es lo que están escondiendo acá, que te estan manejando Lechu?

Lepwaltz:: No, viste, son unos putos los de la prensa, cualquiera.

Valdés: Pero tienen que tener algún elemento no te pueden desprestigiar así como así.

Lepwaltz: Te ensucian como mecánico de Lapa y gratis, viste. Esto de alguna manera algo va a haber que hacer, viste.

Valdés: Por supuesto que sí.

Lepwaltz:: Eso lo vamos a hacer juntos también. No sé si me entendés.

Valdés: Sí.

Lepwaltz: Dale, mucha fuerza.

 

La definición de los fiscales

Este viernes, en conferencia de prensa, la fiscal Natalia Benvenuto destacó que la cantidad de droga que llevaba Valdés en el bolso habría sido importante porque la pericia permitió detectarla a casi un mes de la balacera. Habló de restos de metanfetamina y también de extasis en un pantalón.

Además, el fiscal Matías Edery adelantó que el ex jefe policial se hablaba con su antecesor en la fuerza, que había sido desplazado por sospechas de complicidad con narcos. “Son escuchas que nos permiten efectuar una conexión. El vínculo (entre Valdés y Marcelo Lepwaltz) existe y está constatado”, aseveró.

En mayo último, Lepwaltz fue detenido junto con otros cinco funcionarios de la Policía Federal, por vínculos con el narcotráfico. Estaban bajo la lupa de la Justicia por una denuncia por delitos como encubrimiento triplemente agravado, falsificación de documento público y sustracción de elementos probatorio en relación a distintas causas.

Valdés asumió justamente en lugar de Lepwaltz, y ahora descubrieron que ambos mantenían un vínculo. De hecho, el llamado se dio el día del allanamiento a la sede de la fuerza federal en Santa Fe.