Los especialistas recuerdan que no se trata de una enfermedad privativa de las mujeres. Mathew Knowles, padre de la reconocida cantante norteamericana, es un ejemplo.

Los hombres también deben hacerse controles para evitar el avance de un posible cáncer de mama pese a tratarse de una enfermedad con mayor incidencia en las mujeres, según recomendaciones de la Sociedad Argentina de Mastología.

El productor musical Mathew Knowles, de 67 años y padre de la mundialmente famosa cantante Beyoncé, es un claro ejemplo de la posibilidad de cáncer de mama en hombres, ya que le fue detectado el mal y debió someterse en julio pasado a una cirugía.

“Entre todas las cosas de las que me podía enfermar, ¿por qué tenía que ser de esto?”, dijo el productor, quien a inicios de año fue sometido a una mamografía debido a que había detectado pequeñas manchas de sangre recurrentes en sus camisas y en las sábanas.

Ya repuesto de la cirugía, el papá de Beyoncé dijo que “puedes sobrevivir a esto, pero tiene que ser una detección temprana”, y reconoció que, como suele ocurrir a los hombres, al principio se negaba a hablar del tema por vergüenza.

Prevención

En el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, la Sociedad Argentina de Mastología advirtió sobre la necesidad de realizar controles en hombres y mujeres para prevenir el avance del mal.

El cáncer de mama es una enfermedad que presenta mayor incidencia en el sexo femenino a nivel mundial, con una tasa de 73 casos por cada 100.000 mujeres.

Se encuentra entre las causas de muerte más frecuente en el género femenino, y se calcula que una de cada 8 mujeres que hayan alcanzado los 80 años tendrá cáncer de mama.

Sólo en la Argentina se detectan más de 19.000 nuevos casos por año en mujeres, lo que habla de la magnitud del tema.

Los hombres generalmente no realizan consultas sobre este tema porque se piensa que no puede afectar al género masculino y no es habitual el control de la glándula mamaria. Los especialistas indican que entre los 55 y 60 años es cuando podría llegar a aparecer el cáncer de mama en el hombre.

Si bien la sociedad está atenta y concientizada sobre la detección temprana, aún suele haber un alto desconocimiento: 3 de cada 10 mujeres no se realizan la mamografía.

Un 27% de las mujeres se encuentra en edad de realizarse una mamografía y a pesar de contar con cobertura médica, no se realiza los estudios.

Un factor que pasa desapercibido es la densidad mamaria y los casos de mama densa se encuentran en mayor riesgo de desarrollar un cáncer: las posibilidades aumentan de 2 a 6 veces.

Sin embargo, un 59 % de las mujeres nunca escuchó hablar de este término, y de aquellas que alguna vez se han hecho una mamografía, sólo un 36% establece la relación. La mayoría de las mujeres desconoce si tienen densidad mamaria.

La consulta médica regular, el tacto periódico y estudios específicos como mamografía, ecografía mamaria y tomosíntesis (estudio 3D), permiten detectar la presencia temprana de cáncer de mama.

Lo recomendable es realizar una mamografía de base a los 35 años, y luego de forma anual a partir de los 40.

Se aconseja también que quienes presenten antecedentes directos (madre, hermana), deben comenzar con los estudios 10 años antes de la edad de detección del cáncer del familiar más cercano.