El hospital “Olga S. de Rizzi” de la ciudad de Reconquista está sufriendo un marcado deterioro que afecta tanto a pacientes como al personal.

Hay sectores como el caso de Neonatología donde los azulejos de las paredes caen incluso sobre las incubadores de los bebés.
Las cloacas rebalsan en el nosocomio y hay faltante de lavandina, agujas para extracción en el área laboratorio y otros insumo.

Lee también La migración al nuevo Hospital Reconquista se pospuso

Todavía se espera la fecha en que se realizará el traslado al nuevo hospital.