Dos partidos del Mundial de rugby fueron cancelados este jueves ante la inminente llegada del poderoso tifón Hagibis a Japón.

A través de un comunicado, World Rugby junto con el Comité organizador resolvieron que Nueva Zelanda-Italia (en la ciudad de Toyota) e Inglaterra-Francia (en Yokohama), pautados para el sábado, sean suspendidos. Por lo tanto, de acuerdo a lo establecido en la normativa, se declarará un empate sin goles y cada equipo implicado obtendrá dos puntos.

En consecuencia, ​el seleccionado inglés terminará primero al frente del Grupo C, donde ya habían quedado eliminados los Pumas, Estados Unidos y Tonga

Inglaterra se cruzará en cuartos de final al segundo del Grupo D (Gales o Australia), el sábado 19 en Oita.

Al final no habrá tifón en Japón y la ayuda climática no llegará para Los Pumas en el Mundial de Rugby
​”La situación es excepcional, compleja y evoluciona con gran rapidez. La seguridad del público es de máxima prioridad y fue la primera consideración durante la toma de decisiones, junto a la información proporcionada por los meteorólogos del torneo, las ciudades implicadas, las sedes y los equipos”, comunicaron.

Según el servicio de meteorología independiente del torneo, se prevé que Hagibis será el tifón de mayor tamaño de la temporada 2019, y es probable que ocasione trastornos urbanos considerables en las zonas de Tokio, Yokohama y Toyota durante el sábado, en el que se incluye una posible interrupción o cancelación temporal del transporte público.

En tanto, se llevan a cabo todas las acciones necesarias para que la programación del domingo continúe con normalidad. Se realizará un análisis exhaustivo de cada sede, tras el paso del tifón, antes de tomar una decisión final el domingo por la mañana.

​La Fórmula 1, también en riesgo​
Hagibis podría afectar el circuito de Suzuka, en el Gran Premio de la Fórmula Uno que se correrá este fin de semana.

Se espera que el tifón Hagibis impacte el oriente y poniente de Japón entre sábado y domingo, informó la Agencia Meteorológica del país asiático, que instó a la población a tomar precauciones mientras se aproxima el fenómeno.

Las costas orientales y occidentales de Japón que se ubican frente al Océano Pacífico podrían ser azotadas por lluvias torrenciales desde el viernes y hasta que pase el tifón, y la agencia advirtió de inundaciones causadas por las olas altas y las mareas.

En el pasado, algunos tifones han afectado la carrera en el circuito de Suzuka, alrededor de 375 kilómetros al oriente de Tokio, obligando a que la clasificación se realice la mañana del domingo en lugar del sábado.

El lunes es un día feriado en Japón, lo que significa que la carrera del domingo eventualmente podría ser retrasada un día.

Las prácticas para el Gran Premio de Japón están programadas para el viernes, y la clasificación quedó pautada para el domingo.

Fuente: AP, AFP