El Banco Central convalidó una nueva baja de la tasa de referencia de las Leliq que quedó en 68,022%.

El dólar cerró casi estable este viernes a 60,31 pesos (un centavo más que el cierre de ayer) de acuerdo con el promedio calculado en bancos y agencias de la city porteña. Consolidó así un avance de 22 centavos en las semana.

En tanto, el dólar mayorista aumentó siete centavos a 58,05 pesos. En consecuencia, acumuló durante la semana una suba de 32 centavos respecto al cierre del viernes pasado.

La divisa norteamericana se mantuvo con la tendencia compradora que mostró durante toda la semana y registró nuevas subas, atemperadas por las ventas del Banco Central (operadores estiman que vendió 70 millones de dólares) y de otros bancos oficiales.

“La permanente presencia del Banco Central en el desarrollo de las operaciones, con ventas que abastecieron la demanda insatisfecha al tiempo que acotaron los movimientos de la cotización del dólar, fue el rasgo distintivo de una semana que tuvo a la autoridad monetaria como principal protagonista en el mercado”, destacó el operador Gustavo Quintana.

El analista indicó que “la semana próxima tendrá una duración más acotada, producto del día no laborable del lunes, pero no presenta signos que anticipen un cambio sustantivo en el escenario actual del mercado de cambios, algo que se espera se mantendrá hasta la fecha de las elecciones nacionales”.

En este contexto, el volumen total operado en el mercado de cambios fue de 317 millones de dólares.

En tanto el Banco Central (BCRA) convalidó este viernes una nueva baja en la tasa de las Leliq de 146 puntos básicos respecto del jueves al finalizar a 68,022% y en la semana retrocedió 695 puntos básicos.

El total adjudicado fue de 212.416 millones de pesos sobre vencimientos por 224.716 millones y a partir de esta operatoria se generó una expansión de liquidez de 12.300 millones de pesos.