Durante las primeras horas de la noche del viernes los vecinos de la cárcel de Coronda alertaron sobre movimientos extraños en la zona de los techos de la misma. Algún tiempo después se confirmó que hubo incidentes que involucraron el reclamo de internos que incluyeron la quema de colchones en uno de los pabellones.

 

Un grupo de internos reclamó a través de la quema de colchones y posteriormente subieron a los techos e hicieron desmanes.

El conflicto fue sofocado con la intervención del Grupo Especial de la Unidad la que convenció a los reclusos y estos depusieron su accionar. Si bien la situación se normalizó, se evalúan los daños y lesiones de algunos de los internos.