Denuncian el cierre de la empresa Amarilla Gas

Empleados de la empresa Amarilla Gas de Santo Tomé denuncian el cierre de la firma en los próximos días. Si bien todavía no existe un comunicado formal, los trabajadores ya fueron comunicados de palabra.


Empleados de la planta de Amarilla Gas de Santo Tomé, dedicada al fraccionamiento y distribución de Gas Licuado de Petróleo (GLP), denuncian que la fábrica cerraría sus puertas producto de una crisis económica que estaría afectado a la empresa. Según comentó uno de sus miembros para Cadena Oh!, 50 trabajadores fueron comunicados, de manera informal, que a partir del 1 de noviembre la empresa ya no contaría con sus servicios.

La industria cuenta, actualmente, con empleados con más de 30 años de antigüedad que en los próximos días quedarían sin sus puestos de trabajo. Según comentó uno de sus operarios, Amarilla Gas se hizo dueña, tres meses atrás, de la firma Totalgaz, bajando el rendimiento productivo.

Si bien la empresa estaría en condiciones de pagar las indemnizaciones correspondientes, los trabajadores esperan revertir la situación y que la fábrica continúe funcionando. En el día de hoy, se reunirán en Buenos Aires, el sector gremial junto a una firma de abogados para evaluar el problema.

Amarilla Gas es una empresa de capitales nacionales que se dedica al abastecimiento, fraccionamiento, comercialización y distribución del Gas Licuado de Petróleo cubriendo gran parte del territorio de la República Argentina.

El Gas Licuado de Petróleo es la mezcla de gases en su mayoría compuestos por Butano (C4H10) y Propano (C3H8) que se obtienen a través del refinamiento del petróleo y de procesos de separación del gas natural. El GLP es un combustible cuyo proceso de quemado es totalmente limpio y causa menor emisión gaseosa que cualquier otro combustible derivado del petróleo


Escuchá la nota completa: