Se espera que Macri apunte a la corrupción durante el kirchnerismo y que Fernández haga foco en la pobreza. Cuáles son los planes de Lavagna, Espert, Del Caño y Gómez Centurión.

 

El próximo domingo la Facultad de Derecho de la UBA será escenario de una nueva pulseada de los seis candidatos presidenciales, que debatirán en el segundo y último debate antes de las elecciones del 27 de octubre.

Los cuatro grandes ejes temáticos del segundo debate serán: Seguridad; Empleo, Producción e Infraestructura; Federalismo, Calidad Institucional y Rol del Estado; y Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda.

En el caso del candidato de Juntos para el Cambio, se prevé que el Presidente apunte a la corrupción en los gobiernos kirchneristas y a la compañera de fórmula del postulante del Frente de Todos Cristina Kirchner, además de hacer foco en cuestiones de seguridad.

En la vereda opuesta se espera que Fernández, el candidato más votado en las elecciones primarias, vuelva a cargar contra su adversario de Juntos por el Cambio por la crisis económica. Se prevé que hará énfasis en la pobreza, en especial por los alarmantes índices del INDEC, que reflejaron que aumentó 8,1 puntos en un año y alcanzó en el primer trimestre al 35,4% de la población.

Lavagna y el resto de los candidatos también se preparan

Del lado de Consenso Federal el equipo de Lavagna trabajará en una mejora de la presentación de sus propuestas para cumplir con el tiempo de exposición fijado para el debate. Indicaron además que el exministro de Economía confirmará su posición como “alternativa” a la polarización entre el macrismo y el kirchnerismo y que no entrará en una “riña de gallos”. “No dirá cosas que sean mentira no hará propuestas fuera de lugar”,

Tanto en los espacios del Frente Despertar, de Espert, y del Frente de Izquierda, de Del Caño, consideran que los postulantes estuvieron bien y que no tienen nada que cambiar, de acuerdo a sus asesores, por lo que no se prevén modificaciones en sus estrategias de cuestionamientos al resto de los aspirantes al Ejecutivo.

Diferente es el panorama para Gómez Centurión, que aumentará su preparación para cumplir con los tiempos pautados en el debate para hacer las exposiciones. Al extitular de la Aduana y exvicepresidente del Banco Nación se lo vio impreciso con los plazos para hacer sus presentaciones, y durante el evento se justificó al argumentar que “no veía el cronómetro”.