Hoy fue la audiencia en la que se establecería si los ocho rugbiers acusados de matar a Fernando Báez Sosa en Villa Gessel continuarían en prisión preventiva. Temprano salieron de la Penitenciaría 6 de Dolores para llegar al juzgado de Garantías, donde permanecieron tres horas entre insultos y gritos de personas que se acercaron al lugar.

Fabián Améndola, uno de los abogados que representa a la familia de la víctima, contó que uno de los imputados, Matías Benicelli, habló por todos los acusados del crimen y dijo que son “inocentes”. El abogado añadió que “la defensa pidió prisión domiciliaria alegando que se sentían presionados por los medios, y que en la cárcel tenían miedo”.

Leer también: Trasladaron a los rugbiers ante el juez para que defina las prisiones preventivas

Además, el letrado comentó que pidió que se profundice la investigación para intentar identificar a un joven vestido de negro que aparece en el video. Se observa a los rugbiers abrazarse y retirarse de la escena del crimen. Y confirmó que solicitó que el homicidio sea triplemente agravado por “premeditación, alevosía y placer”.

Resolución

Améndola aseguró que el juez de Garantías David Mancinelli resolverá mañana el pedido de prisión preventiva de la fiscal Zamboni. Quien, a su vez, ratificó su requerimiento y dijo que en los próximos días ampliará las acusaciones.