Esta vez la definición desde los 12 pasos no lo tuvo como héroe, Leonardo Burián tuvo un partido correcto pero no atajó ningún penal como es su especialidad y por ese motivo Colón terminó siendo eliminado de la Copa Argentina por Estudiantes de Caseros.

Una vez finalizado el encuentro y con la bronca a cuestas, el arquero uruguayo dialogó con la prensa y se mostró autocrítico, ya que el equipo tenía todo como para meterse en las semifinales y por errores y distracciones no lo supo aprovechar.

“En líneas generales fue un buen partido nuestro, pero en el fútbol hay que hacer los goles y tratar de que no te los hagan y en ese aspecto no estuvimos finos. El equipo propuso, tuvo mucho tiempo la pelota, quizás nos costó el arranque, pero después nos acomodamos”, comenzó diciendo.

Y agregó: “Pero tuvimos dos descuidos en pelotas paradas y lo pagamos caro. Hay que tener en claro que no siempre se van a ganar en la definición por penales, pero hay que seguir trabajando porque falta mucho”.

Respecto a los descuidos en pelota quieta que ocasionaron los dos goles de Estudiantes dijo “Lo que me calienta es que hay distracciones que parecen infantiles dentro del área y en partidos muy parejos, las pelotas quietas hacen la diferencia. Ellos la trabajan bien y tienen gente con altura”.

“La verdad que molesta porque faltaba poco tiempo para terminar el partido, pero es una situación que ya pasó más de una vez y es un aspecto a corregir pensando en lo que viene”, cerró el uruguayo.