Desde hace varios meses que WhatsApp trabaja en diferentes opciones para resguardar la privacidad de los usuarios y que puedan elegir quién los agrega a un grupo. En un momento era poder elegir si nos sumaban o no a un chat grupal.

Ahora la plataforma introdujo una novedad: en vez de bloquear la posibilidad de ser agregado a un grupo permite armar una “lista negra”, con gente que no podrá meternos en un chat con dos o más participantes.

La versión beta del mensajero que salió en abril permitía al usuario elegir quién podía añadirlo a un grupo de WhatsApp con tres opciones: “Todos”, “Mis contactos” o “Nadie”. Y si alguien no autorizado intentaba añadirlo, el usuario recibiría una invitación por chat individual para unirse al grupo que caducaría a las 72 horas.

¿Qué hay de nuevo?

Lo nuevo que incorpora esta actualización de la versión beta es que WhatsApp cambió la opción de “Nadie” por una “Lista negra”, según informó WaBetaInfo. La opción es “Mis contactos excepto…”. Esto supone que, si el usuario quiere hacer efectiva esta función para todos (es decir, para que nadie pueda incorporarlo a un grupo), tendrá que meter manualmente a todos sus contactos en esta lista negra.

Claramente el objetivo no es ese, sino evitar a gente que hace spam o a amigos o familiares pesados que se la pasan creando grupos. O el clásico chiste de salir de un chat grupal para que después te vuelvan a meter por la fuerza.

Esta función está activa en la versión beta, y se desconoce cuándo estará disponible para todos los usuarios, ya que la compañía siguen trabajando en su desarrollo.