El Concejo Municipal aprobó en la sesión de hoy la adhesión del Municipio a la Ley Nacional N° 27.499, denominada “Ley Micaela” en homenaje a la joven militante del Movimiento Evita víctima de femicidio, que establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles.

 

La formación -que en adelante será obligatoria para todos los trabajadores y trabajadoras del Estado municipal- deberá apuntar a la prevención de la violencia de género en todas sus formas, como establece la Ley 26.485, de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

La iniciativa, que tuvo entre sus autoras en el Congreso Nacional a la diputada por Santa Fe Lucila De Ponti, fue presentada en formato de Ordenanza en el cuerpo legislativo local por Eduardo Toniolli y Norma López, junto a concejales y concejales de distintos bloques partidarios.

“Celebramos esta adhesión porque desde un principio esta ley fue pensada para que el Estado, en todos sus niveles, se ponga en sintonía con la demanda social y pueda encabezar a través de política públicas con perspectiva de género la transformación cultural que este tiempo demanda” apuntó la diputada De Ponti, presente en la sesión junto a las legisladoras provinciales Silvia Ausburguer y Alicia Gutiérrez (impulsoras de la norma en Santa Fe), Yamile Baclini en representación del Sindicato de Municipales, y Florencia Rovetto, responsable de género de la UNR.


LEER MÁS: Violencia de Género: Santa Fe ya tiene Ley Micaela


“Un día antes del femicidio de Micaela, Sebastián Wagner -autor del crimen- había sido denunciado por un intento de abuso, y la denuncia no fue inmediatamente comunicada a la Fiscalía”, señaló Toniolli. Y agregó que “de haberse actuado con premura, y teniendo en cuenta los antecedentes de Wagner, posiblemente hubiera sido detenido”. 

Por otro lado sentenció: “La Ley Micaela intenta transformar esas prácticas cotidianas del Estado, capacitando a sus trabajadores y trabajadoras”.

“Que cada persona que trabaje en el estado se forme y capacite con perspectiva de género, generará mayor acceso a derechos de las mujeres, mayor responsabilidad de los gobernantes y será parte de combatir la impunidad, y un gran aporte a la construcción del cambio cultural que necesitamos como sociedad”, señaló a su turno la concejala Norma López. Y agregó: “No queremos más Micaela victimas de un Estado cómplice de violadores y asesinos”.

En Rosario las capacitaciones estarán a cargo del Instituto Municipal de la Mujer, y la no participación será considerada una falta grave que incluirá sanciones, y obstaculizará el ascenso a un cargo superior en caso de que corresponda.