El lanzó fuertes criticas al sindicalismo y propuso en el debate presidencial “eliminar los aportes patronales”.

“Las leyes laborales no ha servido para mejorar la situación de los trabajador, solo sirvió para cobijar a la cofradía sindical”, lanzó José Luis Espert en el debate presidencial en el segundo tópico de la noche del debate presidencial que se desarrolla en la Facultad de Derecho de la UBA.

Tildó al sindicalismo de “corruptos y delincuentes”. Además propuso “eliminar la indemnización de despido y reemplazarla por un subsidio de desempleo”.

“Las empresas no van a contratar gente si corren riesgo de cerrar si despiden a un trabajador. Los impuestos al trabajo son los más altos del mundo”.

Además prometió “eliminar los aportes personales”.