El intendente José Corral lo afirmó al participar en ese espacio de una jornada de concientización sobre el cuidado y preservación de especies vegetales, en el marco del Día de los Jardines Botánicos.

Desde 2005, cada 14 de octubre se celebra el Día de los Jardines Botánicos. En este marco el Gobierno de la Ciudad realizó en el Parque del Norte una jornada de concientización sobre el cuidado y preservación de las especies vegetales autóctonas que hay en el Jardín Botánico de la avenida Gorriti al 3.900. Hasta allí llegó el intendente José Corral quien interactuó con los niños de tres escuelas de la ciudad.

En la ocasión, se propuso a los visitantes un recorrido por cinco estaciones, en coincidencia con los cinco sentidos. De este modo, se pudieron descubrir aromas, sabores, texturas, formas y tamaños de las distintas especies que integran el jardín botánico local. Divididos en tres grupos los chicos de segundo grado de las escuelas Nº 1341 Esperanza Solidaria, Nº 42 Las Heras y Primaria de la UNL, recorrieron cada punto y disfrutaron del entorno natural. Al final del sendero se llevaron un plantín de regalo.

Orgullo santafesino

“Se celebró en todo el país el día de los jardines botánicos y en este caso quisimos hacerlo con los niños de nuestras escuelas, sobre todo del norte de la ciudad”, puntualizó el mandatario. “Esta ocasión además no recuerda todo lo que hicimos juntos el Gobierno, las vecinales y los vecinos de esta zona, en términos de obras de infraestructura y de servicios tal como nos comprometimos hace cuatro años”, expresó el intendente José Corral.

“Estos festejos nos permiten valorar más este gran espacio que tenemos en el norte de la ciudad”, resumió al respecto y aprovechó para enumerar obras que se concretaron en este sector de la ciudad como los jardines municipales y las escuelas de trabajo, y la recuperación de este lugar que es el jardín botánico Ing. Lorenzo Parodi, donde se encuentra el vivero y también hay una oficina del municipio. “El proyecto, como ya lo hemos dicho, es que sea en el futuro el gran parque en el norte de nuestra ciudad”, sostuvo.

Luego, sobre la actividad, contó: “Los chicos hicieron un recorrido usando los cinco sentidos para disfrutar de la flora y de la naturaleza de este lugar que está en el centro geográfico del norte, que Queremos que sea el parque del futuro. Mientras tanto dotamos a la zona de infraestructura. Ya están los desagües y pavimentamos muchas calles”.

Crecimiento sostenido

El intendente aprovechó para recordar que la mayoría de las plantas y plantines que se colocaron en la ciudad se producen en el Vivero Municipal, ubicado allí. “En los últimos años hemos mejorado la producción. Plantamos en mis dos períodos de gestión 60.000 árboles. Ese es un patrimonio muy importante, y diría uno de los legados más relevantes que dejamos a las generaciones futuras”, dijo José Corral.

“Como la producción es cada vez mayor, cada vez tenemos más flores, herbáceas, gramíneas y otro tipo de plantas. Todo esto es parte del trabajo que nos ha permitido encarar la replantación y la reforestación, que como decía alcanzó ya unos 60.000 árboles en estos años, para poder mejorar las condiciones de todo el espacio público de la ciudad“, agregó más adelante.

Antes de finalizar, contó que “los santafesinos ya disfrutan de este lugar” y destacó que “hay muchas actividades los fines de semana, como los festivales que hemos realizado”. Además está la Oficina Norte del Intendente, “donde -indicó- llevó adelante parte de mi tarea y agenda. Incluso acá se realizan reuniones con las vecinales del norte”.

Para finalizar, el mandatario manifestó: “El crecimiento de este sector de la ciudad fue, por primera vez, con un orden y una planificación clara. En él se inscribe este proyecto, que crece día a día, que es el Parque del Norte. Este es el gran pulmón verde que será referencia y base para el desarrollo de toda esta zona. Es un proyecto muy importante que estamos construyendo entre todos, como parte de un plan de desarrollo que dejamos como legado para que la ciudad pueda seguir creciendo como hasta ahora y hacia el norte”.

La propuesta

El recorrido por los distintos rincones del Jardín Botánico comenzó por la estación del olfato donde se pretendía que los visitantes pudieron identificar aromas y relacionarlos con la vida cotidiana, como orégano, romero, menta, lavanda, entre otros. De esta manera se colocaron las aromáticas en un recipiente, luego debieron reconocerlas y ubicarlas con su respectivo nombre e identificar un uso.

La siguiente fue la estación del oído a la que denominaron “El viaje de la semilla”. Aquí el Programa Arte y Comunidad de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad tuvo a cargo una actividad de laboratorio que complementa desde el movimiento y la música, viajar siendo esas semillas.

Luego le siguió la estación del tacto con la intención de que el visitante pueda identificar distintas estructuras vegetales y animales. Entonces a través de una caja cerrada, los niños debieron insertar sus manos y por medio del tacto, palpar las diferentes estructuras vegetales y animales, identificarlas y describir lo que tocaron (tamaño, textura, forma, entre otras).

La estación de la vista se relacionó con la naturaleza del lugar. Por medio de un marco, los visitantes vieron el paisaje como una foto y a través de la observación que hicieron de la misma, contaron lo que veían (árboles, arbustos, cactus, trepadoras, flores), y las características de cada una de sus partes (copa globosa, triangular) identificando diferentes adaptaciones, formas y colores en la naturaleza.

Y por último se concretó la estación del gusto que pretendía que el visitante pudiera reconocer e identificar distintos alimentos a través de los sabores brindados por la naturaleza. Con los ojos cerrados se debía identificar a través del sentido del gusto los distintos alimentos ofrecidos (frutas, mermeladas, frutos secos, entre otros).