Fue entre la empresa, representantes gremiales y funcionarios municipales. Sirvió para garantizar la continuidad del servicio público de recolección de residuos, como así también el futuro laboral de los empleados de la firma.

“En el hipotético caso de que no haya un acuerdo y se llegue a una resolución unilateral por parte de la empresa, se respetarán los 120 días de continuidad de la prestación que establece el pliego”, confirmó la secretaria de Gobierno, Malena Azario.

Este miércoles al mediodía se desarrolló una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la provincia, a solicitud del Sindicato de Camioneros, tras notificarse la intención de la empresa Cliba de rescindir el contrato con el municipio para la prestación del servicio de recolección de residuos. La reunión tuvo por objetivo aclarar el futuro laboral de los empleados de la firma en la ciudad. Por parte del municipio participaron la secretaria de Gobierno, Malena Azario; el secretario de Ambiente y Espacios Públicos, Mariano Cejas; y el Subsecretario de Coordinación Municipal, Marcelo Gastaldi.

Al finalizar la audiencia, Azario señaló ante la prensa: “Fue una reunión de trabajo, entendemos que positiva, en la que se puso foco en priorizar derechos de los trabajadores involucrados y de los vecinos en general, con el objetivo de garantizar la provisión del servicio de recolección de residuos”.

“Lo más importante de la audiencia es que sirve para llevar tranquilidad a la ciudadanía, porque el servicio se va a seguir prestando de forma normal y habitual, y se garantizan las fuentes de trabajo”, sostuvo la funcionaria. “Nos vamos todos tranquilos porque nos llevamos el compromiso de cumplir los plazos que marca el pliego”, agregó la secretaria.

En ese sentido, indicó que “ante el hipotético caso de que se llegue a una rescisión unilateral por parte de la empresa, se van a respetar los 120 días que establece el pliego a los fines de que se avance de forma ordenada con las alternativas que se consideren oportunas, en su caso”. La funcionaria anticipó además que próximamente habrá una reunión entre el municipio y la empresa.

A su turno, el delegado de los empleados Fernando Machuca, por el gremio de Camioneros, dijo que la prioridad de la entidad que representa es “darle tranquilidad a todos trabajadores de la Empresa Cliba” y también hizo hincapié en “el plazo de 120 días” que se abre si la rescisión llegase a tomar lugar. El representante gremial dijo que “fue una reunión satisfactoria” y que sirvió para confirmar que hay un plazo legal durante el cual se debe seguir cumpliendo el servicio, en caso de que la rescisión efectivamente se concrete.