Así lo confirmó el Secretario General de UDA y Secretario de Políticas Educativas de la CGTRA, Sergio Romero.

 

“No se puede permitir la criminalización de la protesta docente. La detención de los dirigentes sindicales constituye no sólo una grave afectación de la libertad sindical” dijo Romero.

“Se violan derechos humanos del colectivo que representamos con soporte en las previsiones del Pacto de San José de Costa Rica”.

“Estos hechos absolutamente repudiables atacan el derecho de peticionar ante las autoridades y libertad de expresión en plena vigencia de un Estado democrático de derecho”, esgrimió el dirigente.

El titular del sindicato con representación en todo el país y en todos los niveles y modalidades exigió “la pronta liberación del compañero Santiago Goodman” .

“Y la urgente solución del conflicto docente que paraliza el sistema educativo de la provincia de Chubut”.