El capitán sabalero se vio sacudido por la derrota en la final de la Copa Sudamericana y dejó entrever que podría dejar el club a fin de año.

Luis Rodríguez fue uno de los jugadores de Colón más golpeados por la derrota en la final de la Copa Sudamericana. No solo por ser el capitán y emblema del equipo, sino por las ilusiones de alcanzar un título.

Ya se le había escapado la Copa Argentina con la camiseta de Atlético Tucumán, pero el condimento de esta historia tenía otra dimensión. Por eso haber quedado en las puertas de la gloria le dejó una tristeza tan grande que no la pudo ocular.

“Por ahí lo hablé con el árbitro y le dije que apenas se jugaron 45′. A eso hay que sumar el VAR y el tiempo que hacen los jugadores, más que nada los del equipo que va ganando. A mí sinceramente no me gusta el VAR porque se demora mucho. Entonces eso genera malas cosas”, apuntó Pulga visiblemente acongojado.

En otro tramo de la charla con DirecTV Sports, dejó picando la posibilidad de irse a final de este 2019: “Un agradecimiento a la gente, que hizo un esfuerzo grande por venir acá. También el pedido de disculpas al plantel por no darle la primera estrella. Esto es fútbol y ahora el dolor es profundo. Vamos a ver durante lo que queda del año y ver lo que hacemos”.

“Estamos pensando algo, pero ahora en caliente no quiero decir mucho. No se trata de terminar mi carrera, pero hay cosas que analizar y ver con la familia”, finalizó.