En Día Mundial Contra la Obesidad, presentaron nueva ley de etiquetado de alimentos.

La Diputada Nacional por Cambiemos, Gisela Scaglia, presentó en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, un  Proyecto de Ley sobre el Etiquetado Frontal Informativo para el consumo responsable de los alimentos, con el objetivo de impulsar hábitos saludables en la población y fomentar buenas prácticas de fabricantes, productores, distribuidores e importadores  de alimentos.

“Esta ley genera un compromiso de avanzar para mejorar la alimentación e impulsar hábitos saludables en los argentinos. Tenemos altos índices de obesidad infantil y eso nos preocupa, por eso tenemos que buscar desincentivar el consumo de alimentos con alto contenido de azúcares, grasas y sodio. Queremos que los consumidores sepan qué están comiendo y tengan información adecuada a la hora de comprar”, destacó Scaglia sobre el proyecto de ley.

Se aplicará en los envases de alimentos un mensaje de manera gráfica y textual en la cara principal o en el frente para brindar al consumidor información simple y clara relativa al contenido nutricional de lo que contiene. Este etiquetado no reemplaza la tabla nutricional que seguirá aportando la información.

Busca además regular la publicidad para restringir el uso de herramientas de marketing relacionadas a sorteos, concursos, regalos o promociones de éstos productos. Tampoco se podrán usar para su publicidad o comercialización, juguetes o merchandising que lo acompañen. Al respecto la legisladora destacó que  “la alimentación no es un juego, por eso también buscamos que estos alimentos no puedan tener juguetes de regalo ni tampoco se promocionen con publicidad engañosa o a través de acciones como sorteos, promociones 2×1 y de entrega gratuita para que los chicos no sean engañados. Hoy muchos chicos eligen comer productos por merchandising que trae y eso es altamente peligroso”.  

Este proyecto de ley se asimila mucho al modelo chileno que ya está en vigencia, aunque entre sus diferencias determina que será la autoridad de aplicación quién determine cómo se va a realizar ese etiquetado de acuerdo al estándar internacional donde deberá incluir la rotulación que describa el contenido del envase, por ejemplo: “alto en azúcares”, “alto en calorías”, lo cual deberá ser fácilmente visible para el consumidor.  “Las regulaciones alimentarias tienen un impacto positivo a la hora de modificar hábitos de consumos. Generar un etiquetado de alertas permite al usuario tomar una mejor decisión a la hora de comprar alimentos para la familia”, consideró Scaglia.

“La obesidad en los niños nos preocupa y mucho, desde chicos comemos alimentos que creemos que son saludables como los cereales y están llenos de azúcares o sal, por eso es importante  que la gente tenga derecho a saber lo que come y se termine la publicidad engañosa”, destacó la Diputada santafesina.

Altos índices de obesidad

Argentina tiene la segunda tasa más alta de de sobrepeso infantil de América Latina, según lo alertó la Organización Panamericana de la Salud este año. Éste es uno de los principales problemas en niños y niñas menores a 5 años donde la malnutrición afecta a un 9,9%; en Argentina  a su vez se da un incremento cada vez mayor de consumo de bebidas azucaradas.

“Sabemos que la malnutrición afecta especialmente a los niños y niñas, por eso también hemos incorporado la regulación de la publicidad de dichos productos, pidiendo la incorporación de esta información de manera destacada en publicidades. 

También buscamos prohibir el merchandising que muchas veces acompañan a los alimentos infantiles para que el consumo de éstos no esté vinculado ni a promociones ni a acciones de publicidad engañosa. Cuando un niño elige un alimento por el juguete, no es consciente de lo que está comiendo.”, explicó la Diputada Scaglia.