En medio de rumores sobre su posible derogación, el próximo presidente argentino dijo que los protocolos implementados por la ministra “no sirvieron para mucho”.

El presidente electo, Alberto Fernández, consideró hoy que “no sirvieron para mucho” los protocolos de actuación de las fuerzas de seguridad del gobierno saliente y la ministra Patricia Bullrich afirmó que hubo una baja en los homicidios, tras advertir que si los derogan “les puede salir el tiro por la culata”.

En medio de una versión sobre un posible decreto de Fernández para derogar esos protocolos, el presidente electo fue consultado sobre el tema y, si bien no confirmó esa presunta intención, sostuvo que “esos protocolos no sirvieron para mucho”.

“Le pediría a la ministra Bullrich que reflexione”, sostuvo, al tiempo que evaluó que “cambiar un protocolo que legitima que un policía dispare por la espalda cuando alguien se está escapando, no habla bien del Estado que lo permite”.

En declaraciones radiales, consideró que “ese protocolo sirvió solamente para que los policías pudieran aducir una causa de justificación que se llama cumplimiento de un deber” y que “ahora, cuando un policía dispara por la espalda, va con esa norma y dice que está cumpliendo su deber”.

“Tanto hablan de impunidad, pero la impunidad es para todos, también para los agentes del orden que se abusan”, agregó.

Bullrich le respondió a través de Twitter y, junto a un gráfico de estadísticas, señaló: “Los protocolos sirvieron para darle certeza a las fuerzas federales, más y mejor seguridad a los ciudadanos. Ejemplo irrefutable: logramos la tasa de homicidios más baja de los últimos 20 años”.

Más temprano, frente a la versión sobre una eventual derogación de los protocolos, la ministra de Seguridad había recomendado que “no lo hagan” porque “van a generarle incertidumbre a las fuerzas y eso genera más inseguridad para la gente. Les va a salir el tiro por la culata”.

“Que analicen las cosas con más tiempo y no tomen decisiones porque las hicimos nosotros”, sostuvo la funcionaria nacional.

En este sentido, recomendó “que lo estudien y vean cómo estaban las fuerzas de seguridad y los protocolos y el grado de indefensión que tenían” y agregó: “lo que van a lograr si derogan este protocolo, es que las fuerzas sientan que el Estado no valora su tarea, los deslegitima”.

En este sentido, remarcó que “en vez de actuar efusivamente, les diría que lo lean, estudien y vean qué había antes y por qué las fuerzas hoy generan más seguridad para la gente”.