Los vecinos de Rincón pidieron justicia por Miguel Frutos

Foto: LT10
Este sábado se realizó una marcha para pedir justicia por este vecino que falleció luego que unos ladrones ingresaran a su vivienda y lo golpearan salvajemente. También hubo un pedido de seguridad para la zona de la costa que hace tiempo es víctima de este tipo de hechos. 

 

 

Familiares, amigos y vecinos de la costa se concentraron este sábado a las 18 en la Calle del Sol en el ingreso al barrio Villa California y la Ruta Provincial 1.

De allí marcharon hasta la municipalidad de Rincón donde esperaban otros vecinos y allí expresaron su indignación por el violento hecho en el que falleció Miguel Frutos. Y exigieron justicia. Se hizo presente el intendente y funcionarios policiales.

“Estamos consternados, porque no se puede creer lo que está pasando, ya se llevaron la vida de un vecino”, expresó Héctor Duarte, vicepresidente de la vecinal de Villa California.

Por su parte, Cristina Isuregui, vecina de Rincón manifestó: “Nosotros somos todos habitantes de San José del Ríncón y esta marcha quiere visualizar la terrible impotencia que tenemos la gente que habita la costa porque ya estamos hartos de ver todos los días distintas situaciones de inseguridad”.

Un mismo reclamo

Inés Masino, madre de Julio Cabal, también se hizo presente en la marcha “estamos todos reclamando por lo mismo” expresó. Recordó que sigue juntando firmas para que el actual ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro no asuma como diputado.

La palabra del intendente

Silvio González manifestó su dolor y preocupación por el hecho y la situación de inseguridad que se vive en la zona. Indicó que se vienen haciendo reuniones en distintos barrios para tratar la problemática.

No obstante, señaló que “si bien soy el responsable político y de gestionar ante el gobierno provincial lo que concierne a la seguridad, no es responsabilidad primaria del municipio”.

Si bien desde la municipalidad se trabaja en acciones concretas como mejorar las calles, iluminación y desmalezamiento y unos días prevén cerrar los accesos al terraplén de Villa California que “constituye una vía de escape muchas veces para los malvivientes”