Los Transportistas de Personas con Capacidades Especiales (Atraes), levantaron la medida de fuerza que habían iniciado el 1° de noviembre pasado. Donde cancelaban el servicio para unos 3 mil beneficiarios del programa Incluir Salud.


En ese sentido se reunieron recientemente con familiares de las personas con discapacidad para explicar los motivos que los llevaron a tomar la difícil decisión. De interrumpir los traslados “como así también los motivos por los cuales levantamos la medida”, señaló Pablo Bolego, presidente de Atraes.

“Recibimos a duras penas el cobro correspondiente al mes de mayo. Esto no resuelve el conflicto de fondo, dado que no hay garantías de que el pago se regularice mensualmente”, señaló Bolego y agregó que, ” esto genera una incertidumbre en todos los actores que componen el devenir del sistema, dado que sin traslado no hay servicio posible. La situación económica no da muestras de mejoría y los costos son insostenibles”, aclaro. No obstante, la medida de fuerza se levantó.

El encuentro con los familiares de beneficiarios del programa Incluir Salud y también instituciones del sector se realizó en la Facultad de Psicología de la UNR “Allí pudimos entre todos conversar sobre la coyuntura por la que se ve atravesado el sector de la discapacidad”, analizó el presidente de Atraes.

En ese sentido, referentes de instituciones indicaron “la necesidad urgente de contar con la actualización de los aranceles que determinan el valor de su trabajo, frente a un año que concluirá con una inflación ampliamente superior al 50%. En la sumatoria, dichas dificultades generan una irreversible precarización en la calidad de los servicios prestados. Viéndose así confrontados a sostener prácticas que sólo pueden garantizar condiciones mínimas de higiene, salud y alimentación para con aquellos más vulnerables. Dejando en el olvido toda discusión clínica-terapéutica inclusiva, emancipatoria y performativa”, explicaron integrante de Apridis.

Por su parte, los familiares mencionaron “cómo dicha coyuntura hace mella en lo más íntimo del ámbito doméstico, pudiendo reflejar la importancia vital que tiene para cada uno de los beneficiaros el acceso al transporte especial y a los servicios terapéuticos, educativos y de rehabilitación”. Además, dejaron en claro que, “para estos últimos la imposibilidad del ejercicio pleno de sus derechos significa la pérdida y el escamoteo, no sólo de calidad de vida, sino también del lazo social comunitario tan necesario a la vida y el esparcimiento de cualquier ciudadano”.

Cabe señalar que, se decidió replicar el encuentro el próximo martes 3 de Diciembre en la la misma facultad de la U.N.R, donde además celebraran el día internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad.