El artista santafesino Andrés Iglesias, más conocido como “Niño de Cobre”, pintó un gran mural en un edificio de la ciudad de San Francisco, Estados Unidos, en el área de la “Bahía”, con la cara de la activista Greta Thunberg, la adolescente sueca que se hizo conocida por su compromiso y lucha por el medio ambiente.


Un mural de 22 metros de alto y 11 de largo a más de 40 metros de altura en el centro financiero de San Francisco, dedicado a la joven Greta Thunberg, coronó la visita del santafesino Andrés Iglesisas por Estados Unidos.

La homenajeada esta vez fue una niña activista sueca de 16 años que lucha contra la crisis climática. Andrés trabajó más de 100 horas durante siete días sobre la pintura del mural que fue encargada por una ONG conocida como “One Atmosphere”. Esta organización es una de las tantas entidades que fortalecen los reclamos por políticas públicas que garanticen un medio ambiente más saludable para las generaciones actuales y para las futuras.

El muralista contó para Cadena Oh! que el trabajo resultó polémico ya que, a diferencia de otras obras, se trató de un tema político, “aunque por lo general, recibí buenas noticias”, expresó.

“A mí Greta me encanta, tiene un mensaje muy importante para el futuro, por lo que la idea del mural es amplificar su pensamiento”, dijo Andrés, quien admitió que no tuvo contacto con la joven activista.

Andrés admitió que en lo que resta del año, tiene la intención de pintar algo propio, que narre una historia original de sus vivencias o de la actualidad social.


Escuchá la nota completa: