El presidente ejecutivo de la Corporación Andina de Fomento (CAF), Luis Carranza, le aseguró el martes a Alberto Fernández que sigue en pie el crédito de U$S4000 millones programado para la Argentina para los próximos cuatro años.

 

Alberto Fernández y Luis Carranza se reunieron en las oficinas que el presidente electo montó en Buenos Aires para llevar adelante la campaña en la que se impuso a Mauricio Macri en las elecciones del domingo 27 de octubre.

Carranza le expresó a Fernández su intención de “profundizar el apoyo financiero y técnico que se viene brindando a Argentina en áreas claves del desarrollo, como la movilidad urbana, la modernización de las infraestructuras y el fomento de la competitividad urbana y regional”, según indicaron desde el Frente de Todos.

El crédito de la CAF a la Argentina se dividirá en dos: los primeros U$S1500 millones se destinarán para programas que ya listos para iniciarse su ejecución o que incluso ya se están ejecutando.

Los otros U$S2500 millones serán para financiar nuevos programas y proyectos en áreas como infraestructura (corredores logísticos, transporte urbano y tecnologías de la información), energía, manejo de recursos hídricos, educación y pymes exportadoras.