El pasado jueves el Senado de la Provincia de Santa Fe detectó la iniciativa presentada por el diputado Alejandro Boscarol que brinda soluciones a los niños que padecen dislexia porque apunta a detectar e intervenir de manera adecuada los casos de dislexia, disgrafía y discalculia en todas las escuelas de Santa Fe.

Al respecto el autor de la iniciativa, Alejandro Boscarol manifestó: “Tengo la enorme satisfacción de informar a partir de la promulgación de la ley será obligatoria la capacitación a los docentes para que puedan detectar la dislexia en forma temprana”. Sólo así, el niño podrá tratarse, integrarse a la escuela, a su entorno, y aprender exitosamente”.

Fue a fines del año 2016 que el diputado ingresó en la Cámara de Diputados el proyecto de Ley Provincial de Dislexia, haciendo hincapié en el alto porcentaje de chicos que padecen este trastorno y no lo saben. “El 15% de los chicos tienen dislexia y no es detectado a tiempo en las escuelas. Esto significa que en cada aula 3 o 4 chicos tienen dislexia, es decir, dificultades para comprender textos. Y son chicos de inteligencia normal, que no tienen otros déficits físicos o psicológicos, pero que necesitan métodos y tiempos de enseñanza “, dijo el diputado.

“Desde el inicio de mi gestión trabajamos fuerte en este tema y tomamos la experiencia de largos años de trabajo de la Asociación de padres de niños con dislexia” Aprendamos “.”El problema radical en este trastorno suele pasar inadvertido o ser mal diagnosticado por los maestros, considerado como un problema de atención. Y con el tiempo, estos niños forman una personalidad de inhibición y retraimiento o adoptan sentimientos de frustración y baja autoestima “.

“En este sentido -continúa el diputado- es un orgullo haber contribuido para muchas familias pueden ser asistidas. Y lo más importante es que con esta ley, los chicos acompañados con profesionales capacitados, cobertura de obras sociales y atención en el sistema público de la salud “.