Es una tendencia que se viene registrando los últimos años. Advierten que las inspecciones son obligatorias en todo el territorio santafesino.

 


Solamente el 32 por ciento de los vehículos que circulan por la provincia tiene hecha la Revisión Técnica Obligatoria (RTO). Esto reveló la Cámara de Centros de Inspección Vehicular, que ve con preocupación el alto índice de incumplimiento que se registra en el territorio santafesino. La proporción contrasta con los números de la inspección nacional, que se hace sobre los vehículos de carga y pasajeros que abandonan los límites provinciales, y que superan el 90 por ciento.

El director ejecutivo de la cámara, Carlos López, advirtió que “es imprescindible que los propietarios de automóviles realicen la inspección técnica. A los fines de transitar responsablemente y evitar cualquier tipo de siniestros”.

López indicó que “en Argentina, la inspección está prevista en la legislación vial nacional, como así también a nivel provincial. Y se han instalado en todo el territorio santafesino 28 centros de inspección vehicular y uno móvil que atiende las revisiones. Por ser la RTO una obligación establecida por ley, su incumplimiento significa incurrir en una infracción y determina que el vehículo no pueda circular por la vía pública”.

Según el Iapi, sistema informático donde se registran las inspecciones técnicas a nivel provincial, en 2014 se hicieron 222.804 RTO. En tanto 241.452 se realizaron en 2015, 265.224 en 2016, 297.054 en 2017 y 300.556 en 2018. Las cifras se fueron incrementando conforme el aumento del parque automotor, que el último año ascendió a más de 900 mil vehículos sujetos a las inspecciones.

El porcentaje de cumplimiento fue igualmente constante a lo largo de los últimos años, reveló López.

Revisión Técnica Vehicular

En el procedimiento se controlan más de 300 ítems en dos tipos de inspecciones: visual y de laboratorio. Hay un manual de procedimiento que indica qué puntos deben controlarse, la información va a una computadora y un ingeniero revisa los resultados y determina si la RTO se aprueba, obtiene un aprobado condicional o se rechaza. En el segundo caso, el usuario debe hacer revisar el vehículo por un mecánico particular.

La documentación requerida son la cédula verde o azul, Cuit o Cuil del titular registral, licencia de conducir vigente y de la categoría correspondiente al vehículo, seguro obligatorio y último recibo de patente pago. El costo es de 1.700 pesos para los automóviles.