Conocé la escuela de Santa Teresa declarada de interés por su proyecto innovador y revolucionario

Santa Teresa se encuentra a unos 50 kilómetros de la ciudad de Rosario. Allí se desarrolla un modelo educativo no convencional, que actualmente ha logrado un 94% de los alumnos en el colegio y que recientemente la cámara de diputados de la provincia ha declarado de interés provincial.  


En la Escuela ISPI 9073 José M. Estrada, de Santa Teresa, una localidad de 3.000 habitantes ubicada a 50 kilómetros de Rosario, no hay aulas convencionales, el ambiente es relajado y el uso de teléfonos celulares, con cuadernos y libros conviven armónicamente.

Por su particular modelo, la cámara de diputados de la provincia declaró de interés, el proyecto educativo innovador y pedagógicamente revolucionario del instituto superior particular incorporado 9073 “José Manuel Estrada” de Santa Teresa.

Su director Ariel Rotondo, explicó para Cadena Oh! que lo sancionado por diputados es un reconocimiento a la comunidad educativa, la cual contempla un nuevo modelo de aprendizaje, donde “no hay clases convencionales, no hay dictado o un docente hablándole a todo el curso, sino equipos de 4 personas, donde el profesor tiene un rol de motivador”.

Rotondo explicó que los buenos resultados del modelo, implicó que en el actual ciclo lectivo, casi la totalidad de los alumnos que ingresaron en primer año, finalicen su cursado: “el año que viene tendremos la primera promoción. Nosotros teníamos, en 2007, un 35% de egreso y pasamos casi inmediatamente al 74% y hoy estamos llegando al 100%”.

La institución se basa en un modelo colaborativo, donde el proceso de aprendizaje se basa en un conocimiento compartido donde  todos aprenden y todos enseñan, tanto alumnos como docentes: “se busca, así, enfocarse en las habilidades de cada uno, acompañar a los jóvenes en la elección de la vocación y acompañarlos en su camino de vida” expresó su director.

En la escuela de Santa Teresa, las evaluaciones son compartidas, el docente sólo hace un trabajo de validación de los aprendizajes, mientras que, aquellos estudiantes que no alcanzaron los objetivos durante el año, deben asistir durante diciembre y febrero para recuperar los contenidos.

“La experiencia nos dio resultados casi sorprendentes, el modelo en la escuela José Manuel Estrada es un cambio de perspectiva. En lo particular intento que esto pueda multiplicarse en otros colegios de Santa Fe y en otros lugares fuera de la provincia”, finalizó el director del colegio.


Escuchá la nota completa: