Un día después de que se conociera que el Tribunal de Disciplina del Colegio de Abogados suspendió la matrícula de Ana Rosenfeld por un año por haber abandonado la defensa de Juan Darthés tras enterarse de la denuncia que Thelma Fardín iba a realizar contra él, revelaron cómo la letrada se enteró que la actriz iba a exponer públicamente su acusación y quién fue el encargado de contarle.

En 2018, Rosenfeld, quien representaba a Darthés en una causa que el actor había iniciado contra Calu Rivero por daños y perjuicios, decidió dar un paso al costado al enterarse de la grave denuncia que Thelma iba a hacer contra su cliente. “Presentaré en Tribunales mi renuncia al patrocinio letrado que ejercía en representación de Juan Darthés”, publicó en Twitter un día antes de la desgarradora denuncia pública de Fardin.

Luego, explicó que renunciaba “Por un tema de principios, ética y moral no podría defender a una persona sospechada, ni denunciada, ni investigada por un caso de abuso”. Esto no cayó bien en los doctores Francisco Oneto y Fernando Miguez, quienes decidieron denunciarla ante el Colegio Público de Abogados.

Un año después, el Colegio decidió suspender la matrícula de la abogada por un año. Aunque mientras la sanción no esté firme, Rosenfeld podrá seguir ejerciendo su profesión sin problemas. Solo resta que la letrada sea notificada para que pueda apelar la severa resolución ante la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo.

En este marco, Fabián Doman dialogó con Fama de Clarín y reveló que fue él quien le contó a Rosenfeld que Thelma iba a denunciar públicamente a Darthés. “La denuncia fue el martes 11 de diciembre y yo la llamé el lunes al mediodía. Cuando le dije que la persona a la que iban a denunciar era Juan Darthés, quedó helada. ‘No puede ser’, me decía sin salir de su asombro. Me llamó a los 10 minutos y seguía shockeada. ‘Te agradezco mucho. Estoy pensando que voy a hacer’ me dijo. Al otro día ya no era más parte de la defensa del actor…”, dijo el conductor de Intratables.

“Yo me enteré que el nombre era Darthés 15 días antes. En ese momento trabajaba en Nosotros a la mañana y chequeamos mucho la información. No lo contamos porque tomamos la decisión de que la primicia valía mucho menos que el testimonio de Thelma Fardín. No fuimos los únicos que teníamos el dato. Muchos programas privilegiamos que lo cuente ella porque era un contenido ético y moral muy contundente”, explicó.

Ante este panorama, Doman bancó la decisión de la abogada de renunciar a la defensa del actor y rechazó el fallo del Colegio de Abogados asegurando que es “un disparate” ya que “el abogado tiene que tener derecho a no defender a alguien”.

Además, confesó que, llegado el caso, no tendría problemas en declarar a favor de Rosenfeld. “Ana presentó un documento en el que está todo este relato que estoy contando. Yo formo parte de su declaración porque ella cuenta la verdad. Está mi descargo, a través de ella firmé una presentación que afirma todo lo que estoy diciendo.A mí nunca me llamaron como testigo y estoy molesto, me podrían haber llamado a declarar”.