El presidente electo va delineando su gabinete.  A los nombres que surgieron esta semana como parte de su equipo, se suman Daniel Scioli y Jorge Argüello como embajadores.

 

Alberto Fernández comenzó este martes otro aspecto de la transición presidencial: la diplomática. El presidente electo, que cuenta con un cupo máximo para poder nombrar hasta 25 embajadores que no pertenezcan a la carrera diplomática, apuntó al ex gobernador bonaerense Daniel Scioli para que ocupe la embajada argentina en Brasil.

En el armado de lo que serán los principales casilleros de la política exterior, Fernández también tendría definido los representantes a enviar a Estados Unidos y China, dos de los destinos más importantes para la diplomacia argentina. El ex embajador de Argentina en Estados Unidos, Jorge Argüello, volvería a Washington para conducir las negociaciones con la Casa Blanca.

En tanto, Sabino Vaca Narvaja sería el encargado de fortalecer los vínculos comerciales con China, quedando asignado a la embajada de Argentina en la ciudad de Beijing.

Mediante el artículo 5º de la Ley de Servicio Exterior, el Poder Ejecutivo cuenta con facultades para designar como representantes argentinos en el exterior a personas “con condiciones relevantes” para algunos destinos especiales. Actualmente, el gobierno de Cambiemos cuenta con casi una veintena de representantes designados bajo esta modalidad, que deberán regresar al país antes del 10 de diciembre.