Los médicos del hospital Cullen destacaron que la edad y el buen estado físico del hombre hicieron que su estado de salud sea estable.

 

El comerciante de 30 años atacado este miércoles por la tarde fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Cullen por las graves lesiones que le ocasionó un ladrón en la zona de la Recoleta santafesina. Desde el efector informaron que se encuentra estable y lúcido, pese a las puñaladas que recibió en el estómago, hígado y páncreas.

El director del Hospital Cullen, Dr. Juan Pablo Poletti, brindó una conferencia de prensa donde informó que el comerciante de apellido Otte fue operado urgentemente y se constató que el estómago fue perforado en las partes anterior y posterior. Además, el arma blanca lesionó el hígado y páncreas.

El dueño del local de indumentaria deportiva fue atacado también en la zona “inguinal derecha y pierna derecha”. Sin embargo, éstas heridas no son comprometedoras.

En diálogo con los medios, Poletti destacó que tanto la edad como el buen estado físico y de salud del hombre ayudaron a que se encuentre estable luego de la operación. Sin embargo, “tenemos que ser cautos porque son órganos que pueden volver a sangrar o que pueden volver a necesitar de una intervención quirúrgica”, explicó. “Si no tiene complicaciones, podemos decir que en cinco o siete días estaría fuera de peligro“, concluyó el director del hospital.