Alberto Fernández pidió este viernes la liberación de exfuncionarios kirchneristas sobre los que no pesa sentencia firme. “No tengan dudas de que están mal detenidos en la mayoría de los casos”, afirmó el presidente electo, que analizó la causa cuadernos para cuestionar a la Justicia.

 

“¿Por qué el que supuestamente recibió coimas está detenido y el que las pagó no? Ninguno de los dos tiene que estar preso”, indicó en diálogo con radio Colonia.

En este sentido, Fernández se diferenció de los que hablan de “presos políticos” al señalar que en la Argentina “hay detenidos arbitrarios”. El ex jefe de Gabinete fue cuidadoso al referirse a esta cuestión.

“Un preso político es una persona que fue detenida sin un proceso; en la Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios, que es otra cosa: es gente que podría soportar sus procesos en libertad pero los detienen porque son opositores”.

La frase del mandatario electo se produce un día después de que el kirchnerismo realizó un acto en Comodoro Py para pedir una “Navidad sin presos políticos”. Solicitaron la liberación de Amado Boudou, Julio De Vido, Milagro Sala, Juan Pablo el “Pata” Medina y Luis D’Elía.