En un año subieron entre un 65% y un 110%. Un pote no baja de los $800 y dura apenas un mes para una sola persona. minutouno.com habló con especialistas sobre cómo protegerse de los rayos UVB si no podés comprar una pantalla solar y cómo detectar un lunar sospecho.

 

El sol es beneficioso porque nos ayuda a sintetizar la vitamina D y secreta endorfinas lo que hace que uno se sienta muy bien, pero el efecto del sol es también maligno a largo plazo. “Las células se van dañando poco a poco, y el efecto del sol al que estuvimos expuestos muchas veces aparece en la piel 10, 15 o hasta 20 años después”, advierten los dermatólogos, quienes aconsejan enfáticamente cuidarse diariamente de los rayos ultravioletas y todos los meses del año.

El problema viene cuando protegerse de la exposición al sol se torna económicamente imposible. En un año, los protectores solares de producción nacional y venta masiva subieron un 65%, quince puntos por encima de la inflación anual, que fue en octubre del 50,5%, según el Indec.

Los importados directamente duplicaron su valor en 11 meses, cuando el dólar aumentó en el mismo período un 62%. Y los de primera marca internacional, tuvieron alzas de más del 140% en un año, según constató minutouno.com. En noviembre pasado, el dólar se vendía a $36,76. Hoy, cotiza a 62,93, un 71% más en 12 meses.

Así las cosas, un pote de una pantalla solar de 40, de 250 ml de una marca nacional reconocida no baja hoy de los $750. Ese frasco dura apenas un mes para una sola persona, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja aplicarse cada dos o tres horas si se está expuesto en las horas de mayor precaución. El año pasado, ese mismo producto valía $450.

En el caso de una familia tipo, una pareja con dos hijos pequeños, hay que contemplar un gasto mensual de $2400 como mínimo, monto que resulta muy oneroso para la gran mayoría de las familias argentinas, que sufren mes a mes la pérdida del poder adquisitivo del salario frente a la inflación galopante. Este año, la suba general de precios cerrará entorno al 57%, según estimaciones de las consultoras. Y en 4 años de la gestión de Mauricio Macri, los sueldos perdieron un 20% frente a la inflación, de acuerdo al Indec.