Foto: gentileza Telefe Santa Fe

Al propietario le avisaron del hecho alrededor de las 4 de la mañana. Al llegar al lugar se encontró con el frente y los vidrios destruidos.

En una zona muy transitada a pesar del horario, tres delincuentes rompieron los vidrios del frente de un kiosco ubicado en 9 de julio y Junín.

Una vez adentro del local, los delincuentes se llevaron bebidas, cigarrillos y algo de efectivo de la recaudación de ayer.

El propietario recibió el llamado de los vecinos que escucharon los ruidos producto del estallido en los vidrios.

Se trata de un lugar rodeado de instituciones educativas y de salud, lo cual hace que esté siempre con mucho tránsito y movimiento.

El reclamo constante en este caso como en otros está relacionado con el pedido de patrullajes más regulares que por ahora no se ven.

Las imágenes tomadas por cámaras de seguridad ya están en poder de la policía y los tres delincuentes ya estarían identificados.