La diputada juró en la Legislatura Provincial, donde fue elegida para ejercer el cargo de vicepresidenta primera, y reivindicó el rol de las mujeres en espacios de decisión.

 

La diputada provincial Lucila De Ponti juró en la Legislatura de Santa Fe, en donde fue elegida para ejercer el cargo de vicepresidenta primera de la Cámara Baja.

“Tomamos el compromiso de construir una provincia mejor”, aseguró De Ponti, quien destacó el cargo que cumplirá en la Legislatura provincial “como una reivindicación de la participación de las mujeres en los espacios de decisión institucional”.

Sobre el rumbo que espera seguir durante el período que se inicia, De Ponti aseguró que “lograr que Santa Fe crezca en derechos e integración tiene que ser el faro que oriente el trabajo en este periodo legislativo”.

“Queremos trabajar en una legislatura que recupere su prestigio buscando acuerdos, consensos y puntos de encuentro que nos permitan acompañar las políticas que mejoren y dignifiquen la vida de los y las santafesinas”, aseguró.