El ex Unión y el defensor de Atlético Tucumán se fueron expulsados luego de intercambiar piñas y cabezazos en el césped. En camarines, el tumulto prosiguió

El delantero Rodrigo Salinas y Jonathan Cabral le dieron al empate entre Atlético Tucumán y Newell’s la cuota “boxística” de la noche. Ya se jugaba tiempo adicionado y acabaron ambos expulsados producto de una feroz pelea que después continuó en vestuarios.

El delantero ñubelista fue a buscar un pase largo y se encontró con la marca de Cabral, con el que empezó a forcejear. Ese intercambio de manotazos fue subiendo de tono en milésimas de segundo y culminó con el Potro tirándole varias piñas de atrás, Cabral plantándole cara y tirándole un cabezazo y Salinas devolviéndole dos piñas en el rostro.

Con info de Rosario3