Jair Bolsonaro fijó un aumento de sueldo para los trabajadores.

“Espero que a Argentina le vaya bien. Aunque los números dicen que van a tener más dificultades que nosotros”, dijo el mandatario a la salida de su residencia oficial en Brasilia.

El presidente Jair Bolsonaro dijo este martes que espera que a Argentina “le vaya bien” con su nuevo mandatario, Alberto Fernández, con quien mantiene una fuerte pugna ideológica, aunque le auguró “más dificultades” que a Brasil.

“Espero que a Argentina le vaya bien. Aunque los números dicen que van a tener más dificultades que nosotros”, dijo Bolsonaro a la salida de su residencia oficial en Brasilia.

El mandatario ultraderechista hizo notar que el partido del expresidente Mauricio Macri, a quien apoyó en la campaña electoral, logró una “gran bancada” en el Congreso, por lo cual, afirmó, el gobierno centroizquierdista de Fernández “va a tener problemas para imponer su política”.

Bolsonaro no felicitó a Fernández tras su victoria electoral en octubre y avisó desde un inicio que no asistiría a su toma de posesión y que Brasil estaría representado por un ministro o incluso por el embajador en Buenos Aires.

Pero a última hora decidió enviar al vicepresidente Hamilton Mourao, “para valorar la relación con Argentina, en especial en los aspectos comerciales”, explicó el lunes el portavoz presidencial.

“No queremos pelear con nadie, queremos hacer comercio con todo el mundo. No queremos pelear con Argentina“, subrayó el propio Bolsonaro este martes.

Argentina es el tercer socio comercial de Brasil y el primer importador de productos industriales brasileños. Brasil, por su lado, es el principal socio comercial de Argentina.

En declaraciones al diario brasileño O Globo en Buenos Aires, Mourao dijo que los dos países “tienen que auxiliarse mutuamente”.

Y expuso la interdependencia entre ambos países al afirmar que muchos de los objetivos económicos del gobierno brasileño no pudieron alcanzarse este año debido “a la crisis por la que pasa Argentina”.