El confuso episodio ocurrió ayer por la noche en inmediaciones de las calles Lavaisse y República de Siria. Un hombre terminó baleado en el pecho y fue trasladado al hospital J.M.Cullen.

 

Todo comenzó cuando un hombre que se dedica a la tapicería fue a pagar una deuda de 600 pesos a otro con quien habría trabajado anteriormente.

Se acercó a la casa, preguntó por el hombre y la hermana de este le explicó que en ese momento no podía atenderlo, por lo que el tapicero le dejó el dinero a la mujer y volvió a su casa.

Fue a la casa, preguntó por él y la hermana le dijo que se estaba bañando. Le dejó la plata a ella y se fue”, relató un familiar al medio LT10.

A los pocos minutos, este muchacho que ya había cobrado la deuda se presentó en la casa del tapicero con dos cañas de pescar y un arma tumbera. Cuando el dueño de casa abrió la puerta, intercambiaron algunas palabras, y por razones que se desconocen, le disparó en el pecho.

El tapicero fue atendido por los médicos del hospital Cullen que constataron la entrada de perdigonadas en el corazón y el hígado de la víctima. Fue tratado y quedó a la espera de la revisión por parte de uno de los cirujanos de la institución.