Imagen ilustrativa
Si bien no cayerón más de 10 milímetros, el viento no tuvo piedad con algunos añosos ejemplares de la flora urbana. También, se registran cortes de energía en algunos barrios del oeste y el norte.

 


Tras la agobiante jornada de calor que vivimos ayer los santafesinos, el alivio llegó durante la madrugada. Pero la temperatura bajó de la mano del viento y la lluvia. Si bien las precipitaciones no superaron 10 milímetros, el viento provocó algunas caídas de árboles. Un ejemplo de esta situación es la que se puede ver frente al tradicional Colegio La Salle de la ciudad de Santa Fe, ubicado en el Barrio Candioti.

También se registra la presencia de algunos cables cortados y colgando, además de corralitos caídos en distintas arterias de la ciudad. En tanto, una unidad del 107 quedó empantanada en barrio San José por el barro que generó la lluvia.

Tras la tormenta, aún se registran cortes de energía en el oeste y el norte de la ciudad. Desde la EPE, informaron que anoche salió de servicio un distribuidor de media tensión que afecta a barrio Santa Rosa de Lima.

En tanto, por cables cortados en líneas también de media tensión se registran cortes en las localidades de Recreo, Monte Vera y en zona de Blas Parera.

Cómo seguirá el tiempo para lo que resta de la jornada

Según el servicio meteorológico de la Nación, sólo podrían darse algunas lluvias aisladas durante la mañana y la temperatura podría llegar a los 30 grados por la tarde.