Santa Fe, lunes 20 de enero de 2020

Solá afirmó que no invitar a Maduro a la asunción de Alberto Fernández fue “una medida estratégica”

Con el final de varios de los mandatos populistas, el organismo entró en una parálisis, producto de las diferencias internas respecto, principalmente, a la visión de la crisis en Venezuela.

El canciller, Felipe Solá, afirmó hoy que la decisión de no invitar al venezolano Nicolás Maduro a la asunción de Alberto Fernández al frente de la Presidencia fue “una medida estratégica” para avanzar con el objetivo de “recrear” la UNASUR junto a países que son críticos del Gobierno socialista de la nación caribeña.

Lee también Felipe Solá se reunió con Perotti en Rosario

“Maduro no fue invitado porque estimamos que, dada la situación internacional, era mejor tener una cierta neutralidad ese día”, sostuvo el funcionario nacional.

En diálogo con FM Metro, el ministro de Relaciones Exteriores y Culto precisó el objetivo de esa “medida estratégica”.

“Hay seis o siete países de América Latina con los que queremos entablar conversaciones positivas: tenemos relaciones y nos interesa mucho recrear un organismo latinoamericano que están claramente en contra de Maduro”, remarcó el jefe de la diplomacia argentina.