Según un estudio realizado por el Cesyac y la ONG Alerta Jubilados, los gastos crecieron un 10 por ciento respecto de octubre. Los incrementos más altos se dieron en alquileres, taxis y medicamentos.

 


Una pareja de jubilados rosarinos necesitó un mínimo de 34 mil pesos para alimentarse y vivir durante noviembre. Es un 10,44 por ciento más respecto de octubre, según reveló el estudio que llevaron adelante la ONG Alerta Jubilados y el Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento al Consumidor (Cesyac) .

“En el año ya se lleva un acumulado del 45,13 por ciento”, resumió Susana Glen, referente de Alerta Jubilados. Y señaló que la fuerte suba que se registró en noviembre se produjo porque “se actualizaron los alquileres. Además de la suba del transporte como por ejemplo de los taxis, hubo aumento de los celulares”.

Estudio

Según el estudio, el monto total del gasto del consumo del hogar para el mes de noviembre llegó a los 34.419 pesos. En esa canasta los productos de consumo masivo se llevan 7.932 pesos -un 23 por ciento del total. Y los servicios básicos para el hogar sumaron 26.487 pesos -el 77 por ciento-.

Así los ocho medicamentos incluidos aumentaron casi un 4,49 por ciento. Mientras que también se incrementó un 1,55 por ciento los comestibles envasados, 5,41 por ciento las bebidas, 33,1 por ciento los alquileres, 20,77 por ciento el servicio de taxis, 17.79 por ciento la telefonía móvil, 10,62 por ciento los productos de limpieza, 11,17 por ciento las frutas y verduras.

Bonos

Esta semana, el presidente Alberto Fernández anunció que los jubilados que perciban el haber mínimo cobrarán un adicional de 5 mil pesos en diciembre y enero.

Además ayer el ministro de Hacienda, Martín Guzmán, dijo que en los próximos seis meses van a reactualizar la forma de pago a jubilados.

“Ahora tenemos un sistema que necesitamos cambiar porque no funciona y desprotege a la población jubilada y al país como un todo. Estamos tomándonos 180 días para reemplazar una fórmula que fue pensada para una economía que iba a despegar y sostener niveles elevados de crecimiento. Por otra fórmula que tiene que ser consistente y razonable”, puntualizó. “Está claro que el modelo fracasó y por eso la población mayor ha sido tan dañada”, acotó.

Cuestionó además que “en el único año en el que la economía creció no se compartió el crecimiento con los jubilados”, en referencia al 2017. Fue cuando el PBI se expandió un 2,9 por ciento, pero el anterior gobierno impulsó el cambio de la fórmula de ajuste de las jubilaciones.